Beneficios y riesgos de una dieta vegetariana

Si estás leyendo este post es porque quizás te estés planteando seguir una alimentación vegetariana y quieres saber qué beneficios te aportaría. Si este es tu caso también te estarás preguntando qué carencias puede conllevar una dieta vegetariana. Déjame decirte que una dieta vegetariana bien pautada puede aportar muchos efectos positivos a tu salud, al medio ambiente, a los animales… En cuanto a los inconvenientes, ya verás que los pocos que tiene se pueden solucionar fácilmente.

Existen varios tipos de dieta vegetariana.


Dentro de la dieta vegetariana nos podemos encontrar vegetarianos estrictos (no consumen ningún alimento de origen animal) o lo que yo llamo vegetarianos “a secas´´, que son los ovolactovegetarianos consumen alimentos de origen animal (lácteos, huevos y miel), pero no animales (carne, pescado, marisco).

Me gusta diferenciar entre vegetarianos estrictos y veganos, ya que el veganismo va mucho más allá. No es simplemente una cuestión de alimentación.

En este post haré referencia a los pros y contras que tiene seguir una alimentación vegetariana estricta. Y si te estás preguntando qué comen los vegetarianos te responderé que verduras, legumbres, semillas, frutos secos, frutas, cereales y derivados de todos estos alimentos (tofu, tahini, bebidas vegetales…).

Nos lo montamos bastante bien, la verdad 😋

¿Qué ventajas tiene seguir una alimentación vegetariana?


 

Una dieta vegetariana bien pautada aporta beneficios a tu salud, al medio ambiente, a los animales…

 

Beneficios para tu salud.

Cuando comenzamos a introducir más vegetales y alimentos frescos en nuestra alimentación (algo que suele ocurrir cuando dejamos de consumir animales) nuestra salud mejor de forma directa e indirecta.

Aprendes a cocinar.

Cuando decides seguir este nuevo patrón alimentario comienzas a introducir en tu dieta alimentos que probablemente no habías probado antes (tofu, seitán, tempeh…). No sabes cómo narices se preparan estos alimentos y tienes que aprender recetas nuevas. Además, en el mercado encuentras menos variedad de productos ya preparados (aunque cada vez hay más), por lo que si quieres comer de forma más o menos decente te toca ponerte el delantal y aprender a cocinar.

Esto es una gran ventaja, ya que al cocinar tus propias comidas eres más consciente de lo que comes y usas materias primas de mejor calidad. Esto se traduce en un aumento en el consumo de alimentos frescos, una disminución de productos ultraprocesados en la despensa y, por tanto, en una mejor salud.

Consumes más fibra

Como hemos visto en el punto anterior, a medida que vas aprendiendo a cocinar incluyes en tus platos más alimentos frescos. Estos alimentos (legumbres, verduras, frutas, cereales integrales, frutos secos…) suelen tener gran cantidad de fibra. Esto nos va a proporcionar varios beneficios:

  • El alto consumo de fibra está asociado a una disminución en la prevalencia de cáncer de colon.
  • Ayudamos al organismo a regular la glucemia (glucosa en sangre) después de las comidas. Esto hace que tengamos menos papeletas para padecer una diabetes tipo 2.
  • La fibra es muy saciante, lo que conlleva a una disminución en la ingesta calórica, ayudándonos a perder grasa corporal. Por lo que también nos previene de la obesidad.
  • La obesidad es el principal factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, por lo que el aumento en la ingesta de fibra también nos previene contra estas enfermedades.

Beneficios económicos.

Comer vegetariano, a pesar de que no lo parezca, es más barato. 1 kg de legumbres es mucho más barato que 1kg de carne. El problema está en que caigamos en la trampa de la industria. Si empezamos a alimentarnos a base de productos procesados sí que estaremos gastando más dinero, pues estos son más caros por el simple hecho de ser aptos para vegetarianos.

Pero si comes en casa y cocinas tú, alimentarse exclusivamente de alimentos de origen vegetal sale mucho más rentable.

Beneficios para el medio ambiente.

Una dieta rica en alimentos de origen animal y sin prácticamente alimentos vegetales es insostenible para el medio ambiente.

El medio ambiente también se beneficia de que sigamos una alimentación vegetariana. La huella ecológica en la industria ganadera es mucho mayor que la de la agrícola.  La industria ganadera necesita más recursos naturales (tierra, agua, suelo), emite mayor cantidad de CO2, y genera más residuos. Por tanto, una dieta vegetariana es mucho más sostenible para el medio ambiente.

Los beneficios ambientales del vegetarianismo tienen lugar principalmente por un menor gasto de los recursos naturales:

  • Para obtener un kilogramo de proteína procedente de alubias se necesita dieciocho veces menos tierra, diez veces menos agua, nueve veces menos combustible, doce veces menos fertilizante y diez veces menos plaguicidas que para producir un kilo de proteína procedente de carne de ternera. []
  • Disminución del consumo de agua. Actualmente la industria ganadera utiliza más agua que la agricultura. Cada kilo de carne de ternera necesita 15.400 litros de agua en su producción. Un kilo de legumbres, solo unos 5.000 litros. []
  • Para el cuidado de los animales en la ganadería se necesitan muchas más hectáreas de tierra que para la agricultura. Cada año se talan 6 millones de hectáreas de bosque para alimentar y almacenar animales. De hecho el 80% de la selva amazónica está siendo arrasada por la industria ganadera.
  • La ganadería genera en torno a un 40% de las emisiones de metano producidas por la actividad del ser humano, siendo este uno de los gases de efecto invernadero con mayor impacto.

Beneficios para los animales.

Este es uno de los beneficios más obvios. Con una alimentación vegetariana estamos salvado a miles de animales de vivir hacinados y ser maltratados hasta morir.

La mayoría de las matanzas no son indoloras. Habrá empresas que sí, que lo hagan bien, pero vamos a ser realistas. Más veces que menos, el animal experimenta dolor y sufrimiento antes de morir. Los animales, al igual nosotros, poseen un sistema nervioso central y por ende sienten miedo, estrés y dolor.

Es frecuente ver a los animales hacinados sin agua, comida, aire o espacio para moverse de camino al matadero. Tema aparte, los métodos de engorda que pueden ser infrahumanos como en el caso de los gansos.

Así que eliminando el consumo de animales (o, al menos, disminuyéndolo) estamos mejorando nuestra propia salud y haciendo lo adecuado para el planeta y nuestros animales. Todos ganamos.

 

¿Tiene algún inconveniente ser vegetariano?


Confundir vegetariano con saludable.

En mi opinión una de los “riesgos´´ que tiene seguir una dieta vegetariana es que asociamos -apto para vegetarianos- con saludable. Lo pongo entre comillas porque basta con informarse un poco para que esto deje de ser un inconveniente. La industria, que no es tonta, se aprovecha de esto para vendernos productos aptos para vegetarianos pero que no son para nada saludables. Si caemos en esta trampa existe el peligro de alimentarnos a base de leches vegetales muy ricas en azúcares añadidos, hamburguesas con almidones y féculas, hummus con aceites refinados… y sufrir carencias nutricionales (aunque esto es algo que también puede pasar en una dieta omnívora). Hay que tener cuidado y saber leer el etiquetado de los productos. La base de una alimentación vegetariana debería ser la misma que la de una alimentación omnívora: rica en alimentos frescos y evitar todo lo posible productos procesados de mala calidad.

¿Falta de nutrientes?

Otra desventaja que encontramos es la necesidad de suplementarnos con vitamina B12. No es ningún drama, pero si no lo sabes y no te suplementas, a largo plazo aparecerán problemas de salud. También se podría dar el caso de una carencia de hierro. De nuevo si estás bien informado sabrás cómo evitarlo.

¿Y las proteínas? Las proteínas de origen vegetal pueden ser de calidad o no dependiendo del alimento del que provengan. Por ejemplo, la proteína de la soja es de alto valor biológico y tiene una buena digestibilidad; mientras que la del arroz es una proteína incompleta que requerirá de otros aminoácidos para ser complementada. Tienes más información en mi e-Book. Pero básicamente, siempre que incorpores alimentos proteicos en todas tus comidas no tienes de qué preocuparte.

Es más difícil comer fuera.

Si te alimentas exclusivamente de alimentos de origen vegetal, salir a comer fuera de casa puede ser toda una odisea. Tienes la posibilidad de ir a restaurantes veganos o vegetarianos en los que no vas a tener problemas (aunque la mayoría son bastante caros). Pero si vas con tus amigos o familiares, los cuales no son vegetarianos y quieren ir a otro sitio, es posible que sea más complicado.

Mi consejo es que mires antes la carta por internet e intentes convencer a tus acompañantes de ir a algún sitio que tengan ensaladas, parrilladas de verduras, pasta o pizzas que puedes pedir que vayan sin queso, algún bocadillo vegetal…

Beneficios de una dieta vegetariana

Y termino aclarando que no es mi intención atacar a las personas que consumen carne. Solo quiero concienciarte de que es posible escoger la opción menos dañina y alimentarnos de una forma más responsable. Limitar el consumo de carne o evitarla nos proporciona muchos beneficios y prácticamente ningún peligro. Ahora la decisión es tuya.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *